SALAMANCA (3)


Resulta que ponía "Pachamama" porque el restauante del otro lado de la acera tenía ese nombre. Y, ya investigando, he descubierto que se trata de la diosa y madre de la tierra y la fertilidad en la cultura inca. Pero he de reconocer que mi mejor encuentro fue el que tuve en la rivera del Tormes con un gato que se dejó hacer una mini sesión fotográfica. Continué disparando desde debajo del Puente de Enrique Estevan y subí para cruzar de nuevo el Tormes. La Avenida de Los Reyes de España tenía un ambiente muy pueblerino a pesar de dirigirse y estar cerca del mismísimo centro, encontrándose uno con tiendas, paradas de autobús, gasolinera, colegio (también con sus lazos #StopLeyCelaa). Se trata del Colegio Sagrado Corazón (Jesuitinas), y tiene en la esquina una preciosa iglesia con una elegante torre. ¡Por cierto! Me llamó la atención que la gasolinera recientemente nombrada fuera parte de un edificio relativamente antiguo. En fin, viendo de cerca la catedral y cuesta arriba, callejeé hasta meterme en el Huerto de Calixto y Melibera o, más comunmente citado, de La Celestina. Hace referencia al libro que tengo aquí delante conforme escribo, cedido por la novia que recuperé sin necesidad de alcahueta y con la que continúo en la actualidad. Espero leérmelo antes de necesitar también un lazarillo, a ser posible, perruno. Tras continuar por estrechas y arropadoras rúas, rodeé las catedrales (porque hay dos, una junto a la otra; la nueva y la antigua) para comenzar una mal planificada y casi eterna búsqueda de la Rana de la Universidad. De un lado para otro aproveché para visitar la pergolada Calle Balmes en paralelo al Parque Arqueológico del Botánico; junto al Palacio de Congresos. Preguntando y preguntando terminé por fin junto a Fray Luis de León.


Una mujer, que parecía trabajar en las oficinas universitarios que me rodeaban, paró su retome tras merienda o encargo, para acercarse y preguntarme si, casualmente, estaba buscando a la ranita de turno. Le dije que sí, que aunque ha mucho tiempo una chica de cuyo nombre no puedo acordarme me llevó hasta allí, ya no me acordaba de dónde estaba. Me guió hasta que la vi y, tras darle las gracias, me fui a dormir. Fotografía: https://www.flickr.com/photos/alvaromartinfotografia/albums/72157717253842616 Página web: http://www.alvaromartinfotografia.com

11 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

ZAFRA