SALAMANCA (1)


De Cáceres a Salamanca llovía a cántaros y era de noche. Por la zona de Hervás y Béjar es todo bosque y monte, llamando la atención en plan película americana o videojuego los coches de policía parados con la luces girando en la oscuridada y entre la niebla. Supongo que pedían el permiso para salir del municipio de cada uno, pero a mí no me pararon ni a la idea ni a la vuelta. De todas formas, llevaba el documento del Centro de Estudios Brasileño, que es a donde me dirigía para hacer el examen de Celpe-Bras. ¡Cómo pasa el tiempo! De chico volví de hacer el Camino de Santiago pasando por un Guijuelo totalmente desierto, creo recordar que incluso con plantas o manojos rodantes acompañándonos hasta la salida. También pasé por Béjar por el borde de un barranco curvado y recordando al famoso escalador de entonces Laudelino Cubino. Podemos sumar al citado Hervás, que me recuerda a mi primera novia. Las autovías dan más seguridad y velocidad a cambio de menos vivencias. El caso es que dejé el coche en el aparcamiento en superficie y gratuito junto a la calle de María Telo, pasé por debajo de las vías del tren y esperé un rato al de Airbnb. Un "loft" recogidito y coqueto en una quinta planta sino recuerdo mal. Descubrí que eso de "Vialia" no es único de Málaga cuando fui al Carrefour de la estación a hacerme con viandas variadas. El día siguiente me acerqué de nuevo y me compré unas castañas asadas en el puestecillo de al lado y me las comí sentando en otro de los puentes sobre las vías. Eché una tarde y una mañana en la Casa de Don Diego Maldonado para el examen escrito y el oral respectivamente. Entre los nervios (que no vergüenza) y mis destrozados astrocitos, meses después me apareció una nota media sin más. Era lo esperado, pero no por ello dejaba de ser frustrante. En fin, he comprobado en largas charlas y conversaciones con brasileños y brasileñas (sobre todo estas últimas) que me desenvuelvo. Por cierto, todavía estoy esperando que el pequeño y oscuro responsable de allí consiga que corrijan mis datos en la página del Ministerio de Educacion. Ha hecho el año... Y tras mi llegada, recuerdos y exámenes comenzaron otras veinticuatro horas para darme una caminata por Salamanca. Ya estuve en esa vuelta del Camino de Santiago que también cité; concretamente en el hotel Tormes. También estuve en un desvío que hice de camino a Madrid para conocer a una chica de las redes sociales de la época; allá por mis 21 o 22 años. Me acordaba esta última vez de casi todo lo que me enseñó, pero como de otra forma y en otro lugar. El día siguiente fui a un concierto de Bon Jovi. ¿Qúe más se puede pedir? En la próxima entrada hablaré de Salamanca como tal. I´LL BE THERE FOR YOU! Fotografía: https://www.flickr.com/photos/alvaromartinfotografia/albums/72157717253842616 Página web: http://www.alvaromartinfotografia.com

20 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

ZAFRA