PLASENCIA


Hora y poco después de salir de Salamanca hice parada en Plasencia. Nada más desviarme metí el coche en un carril terrizo y paralelo para salirme y disfrutar de un ambiente frío y campestre, en el que las vacas se paseaban entre la más que baja niebla. Luego callejeé por más que justas anchuras hasta plantarme en la Plaza Mayor. Entre un cartel, una obra y no recuerdo qué más, lo retiré de frente a una farmacia y me lo llevé a la parte trasera del Parador Nacional (yo sigo diciendo lo de "nacional", aunque lo hayan quitado porque suena a facha). La Plaza Mayor es rectangular y y estaba decorada para la Navidad. Tiene llamativos edificios, como el de la esquina noreste, con fachada picuda y columnas, y como el propio ayuntamiento. Al lado de la Cafetería-Bar Español había una bandera del Athletic de Bilbao colgando de una terraza. No sé si era de vaskingorris o de extremeños vaskingorrizados, pero ya podrían quitarla para no estropear la estética de la plaza. Por unos soportales se llegaba a la esquina sureste, de donde parten dos callejuelas de transeuntes y franquicias que, si bien tenían vidilla, eran como una más de cualquier pueblo o ciudad. Rodeé la catedral por una pequeña y cuca plaza, con su fuente y arbolitos. Pagué mi entrada y me metí en la supueta catedral nueva, rodeando un patio de estilo medievo-monasterial. Por zonas techadas llegué también a una catedral como tal, con su cúpula y demás. A la salida estuve hablando con el de la taquilla, el cual, con pluma y simpatía, me comentó que lo primero que ví era la catedral antigua y lo segundo la nueva. Reconozco que nos soy muy experto en historia y arquitectura, pero también es cierto que no sólo se aprende con libros, sino también a pie de campo. Crucé parte del centro para recoger el coche. Más allá de la fuentecita que hace como de rotonda, salía un grupo considerable de personas religiosamente ataviadas saliendo de la iglesia románica de San Nicolás. Y ahora tocaba aparcar enfrente del Centro Universitario de Plasencia, el cual podría pasar por cárcel perfectamente. Crucé para fotografiar el Acueducto de Plasencia y ver el curioso circuito, supongo que de autoescuela, que había al lado. Me hubiera gustado pasear por el cercano Parque de los Pinos, pero preferí arrancar y retomar la Ruta de la Plata en dirección sur. Fotografía: https://www.flickr.com/photos/alvaromartinfotografia/albums/72157717260317972 Página web: http://www.alvaromartinfotografia.com

4 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

ZAFRA