MONUMENTO AL SAGRADO CORAZÓN Y LAS SETAS


Todas las veces que he cruzado Sevillla direcciòn Huelva he pasado por debajo del Monumento del Sagrado Corazón y me ha dado la curiosidad de qué era y cómo se accedía. Entoces esta vez decidimos que fuera parte del plan dar con él y visitarlo. Creo que pertenece a San Juan de Aznalfarache, y es por donde callejeamos y dejamos el coche relativamente cerca para ir andando hasta el colegio al que pertenece el monumento Me llamaron la atención las escaleras exteriores de las diversas casas franquistas de por allí. La verja del colegio estaba abierta porque era horario de salida y recogida de niños, con lo que aprovechamo para acceder a la larga calle peatonal a la que da. Al fondo a la izquierda se intuía la entrada a donde estaba el monumento, con lo que medio abrimos la puerta. Había un profesor dando clases de actividad física a un gruop de niños. Nos dio permiso para entrar a la grande y arqueada plaza del monumento: con forma de imán. Desde allí se veían unas más que amplias vistas de Sevilla de las que no mucha gente habrá podido disfrutar. Le di una vuelta a las instalaciones fotografiando las vistas e investigando por la estrucura curvada. El fin de la clase coincidió con cuando nos íbamos, y cogimos el coce cuesta abajo para hacer una ligera parada para fotografiar también el avión de entrenamiento y ataque HA 200D Saeta, en la misma rotonda del Centro de Interpretación del Patrimonio Arqueológico de San Juan de Aznalfarahe. De casualidad nos plantamos, más alla´de cuestas y escaleras, delante del monumento que habíamos visitado. De nuevo paramos el coche un momento para situarme frente al Parque de Osset y completar las fotografías desde otro punto y ángulo. Me gustaría haber subido de nuevo hasta la estatua, pero si uno se pone a visitar y ver las cosas al cien por cien, el tiempo sería eterno; pero no no es. Entonces, cruzamos el Guadalquivir en paralelo al puente del tranvía para dirigirnos y aparcar en el sótano de entre la Plaza de la Concordia y la Plaza del Duque; bajo El Corte Inglés. Comimos en el cercano Patio San Eloy y sus clásicas "graditas". Bajamos la comida subiendo la calle Campana y Laraña, parando a echar un ojo en el renovado Pasaje Villasís. Y, si no recuerdo mal, hábilmente pasamos gratis por la taquilla, nos metimos en el curioso ascensor y aparecimos encima de Las Setas o, más formalmente, Metropol Parasol. La Iglesia de la Anunciación, La Giralda o el Puente del V Centenario. Desde ahí se ve casi todo sin importar la distancia. Como los distintos puentes y edificios de la Expo´92 si nos giramos a la dereca o la Torre Sevilla 180ª atrás (redundancia aclaratoria). Un estupendo día de fotografías, tapitas y visitas variadas que terminó, cómo no, con despedida romántica en la gasolinera de calle Torneo. Fotografía: https://www.flickr.com/photos/alvaromartinfotografia/albums/72157717260317972 Página web: http://www.alvaromartinfotografia.com

5 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

ZAFRA