CHOCHOLÁ


Abandoné mi hotel de la Calle 55 al día siguiente de la visita a Progreso para encaminarme a la Plaza Principal de Mérida, donde había quedado con otra amiga en la puerta del Centro Cultural Olimpo. Mientras esperaba, le eché un vistazo a la librería que hay justo al lado sin encontrar nada especialmente interesante. Justo al lado de la estación de ADO de Mérida CAME (Central de Autobuses de Mérida) hay una algo más pequeña para trayectos de menor distancia, y allí fue donde cogimos el autobús destino a Chocholá. Entre paradas intermedias y las obras de la autovía, el viaje tardó demasiado para la poca distancia que era (algo habitual en México). Chocholá es un pueblo tranquilo, donde la gente va a sus quehaceres diarios, los niños montan en bicicleta y el transporte público es una moto con unos asientos adosados a la parte delantera. Precisamente este medio fue el que usamos para llegar a la casa de los abuelos de Cinthia, donde pasaríamos la noche. Antes de eso, dedicamos la tarde a visitar el Cenote San Ignacio. No es un cenote como tal, sino una cueva con agua acondicionada por una residente extranjera. Era un sitio agradable, donde darse un baño, tomar el sol y hacerle algunas fotos a los animales que había por allí (cabras, cerdos y gallinas sobre todo). El resto de la tarde la dedicamos a pasear por los alrededores del pueblo, las vias del tren abandonadas, el campo de fútbol, una casa de otros familiares de Cinthia y la tienda de cerveza del pueblo (llamada allí "agencia" si no recuerdo mal). Ya por la noche pude disfrutar de la riquísima cena y la agradable conversación de los encantadores abuelos de Cinthia en el salón de la casa. Tema distinto fue la hora de dormir, ya que lo habitual allí es colocar tantas hamacas como personas vayan a dormir colgadas de ganchos previamente clavados en la pared. No se puede negar el exotismo del método, pero a mí, nada acostumbrado a eso, me resultó casi imposible dormir y me dediqué a vigilar las sombras de las lagartijas paseándose por paredes y techo.

0 vistas

álvaro martín fotografía @ 2021

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram